La exclusividad de una escapada a Balneario Prats

Balneario Prats, siempre pensando en el confort de sus clientes, ha llevado a cabo en los últimos tiempos múltiples acciones para adaptarse a las demandas de los tiempos actuales. Ubicado en el centro histórico de Caldes de Malavella, junto a lugares históricos como las termas romanas, la ermita de Sant Grau o la iglesia de San Esteban, el Balneario, está en un bonito edificio neoclásico, del siglo XIX, con un amplio jardín y con numerosos elementos que recuerdan la historia de este establecimiento que comenzó a funcionar como balneario en 1840. Es un lugar con mucho encanto, acogedor y con un especial ambiente familiar.
Es sitio ideal para hacer escapadas con la pareja, con los amigos, con la familia… Por ejemplo, la escapada anti-estrés, que está pensada para dos personas, incluye dos noches de alojamiento y los tratamientos de ducha a presión o baño de burbujas, masaje general, envoltura de arcilla y ducha masaje. Una escapada de relax para compartir y para devolver al cuerpo, a la mente y al espíritu energía y positivismo, en mayúsculas.
En cuanto a las habitaciones del complejo central, han sido reformadas recientemente y son todas exteriores con vistas al jardín del Balneario o bien al pueblo de Caldes de Malavella. Se trata de estancias amplias y modernas donde domina la madera en las paredes y en el suelo, elemento que crea un ambiente acogedor y amable. Las habitaciones están equipadas con televisión de pantalla plana, amenities, teléfono con acceso directo, secador de pelo, Wi-fi gratuito y caja fuerte, de modo que los clientes del Prats ven cumplidas sus necesidades de confort más inmediatas. Las estancias, ofrecen la calidez, el relax, la tranquilidad y el bienestar que los clientes buscan a la hora de realizar una estancia de desconexión o de salud disfrutando de los servicios del Centro termal. Destaca la deliciosa Suite Prats, una habitación dúplex de cincuenta y cinco metros cuadrados, dispuestos en planta baja con salón, con bañera de hidromasaje y salida a una espléndida terraza con exclusivo jacuzzi exterior particular. Una delicia que hace que la estancia sea inolvidable.
Los clientes alojados en el complejo central también tienen a su disposición la azotea comunitaria donde hay instalados un solarium y un jacuzzi, un lugar muy exclusivo donde pueden disfrutar del sol.
Una parte del hotel está ocupada por las habitaciones antiguas. Son estancias de tipo tradicional y que aún no han sido reformadas.
Balneario Prats ofrece a sus clientes espacios exteriores para desarrollar actividades al aire libre como una área de juegos infantiles, zona de ping-pong, alquiler de bicicletas para hacer salidas de descubrimiento del entorno, el jardín, la terraza, bar, cafetería y restaurante y aparcamiento gratuito (recientemente ampliado). También se puede disfrutar del servicio de alquiler de ordenador o utilización de fax y fotocopiadora.
La piscina de agua termal, que se mantiene a 34º C todo el año, es uno de los servicios estrella del establecimiento, ya que es muy utilizada por los clientes alojados en Prats, así como por personas que acuden puntualmente para beneficiarse de las propiedades que contiene el agua mineromedicinal, con excelentes efectos terapéuticos.
Hacer una escapada de fin de semana o de vacaciones al Balneario Prats, es elegir el confort, el relax, la salud, la buena gastronomía y la calidad. Su ambiente familiar, tranquilo y su oferta de servicios moderna y cuidada, sin olvidar la tradición, hacen de este establecimiento un lugar exclusivo pensado para todos los gustos, preferencias y edades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *