La gastronomía es uno de los factores a tener en cuenta cuando se plantean las vacaciones o una escapada. Se busca comer bien y probar los productos autóctonos de la zona que visitaremos.
En nuestro país, nos llenamos la boca en que seguimos la dieta mediterránea, pero ¿quien la sigue?
La dieta Mediterránea es una cultura alimentaria con propiedades beneficiosas para la salud con productos estrella como el aceite de oliva virgen, las verduras, las legumbres, el pescado y los frutos secos. Esta dieta es baja en grasas saturadas, alta en grasas monoinsaturadas como el aceite de oliva, equilibrada en ácidos grasos, rica en antioxidantes y en fibras. La Unesco, inscribió la Dieta Mediterránea como uno de los elementos de la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Balneario Prats, consciente de la importancia de seguir una vida alimenticia sana y equilibrada tiene el compromiso moral y hace que los menús sean variados, introduciendo en cada comida recomendaciones de platos saludables que están identificados con un logo como saludables. Se pueden consultar en nuestra web en el menú del día del restaurante. Estos están elaborados a base de productos frescos como: verduras y frutas de temporada, legumbres. Los garbanzos, como ya explicábamos en un artículo anterior, se ponen en remojo con agua termal, con lo cual asumen todas las propiedades mineromedicinales de esta agua. El aceite de oliva virgen extra tiene un papel muy importante. Y en los segundos platos se utilizan pescados azules y blancos, pavo, pollo, conejo como carnes magras y blancas. Los huevos también juegan un papel importante ya que está demostrado que son muy buenos para la salud.

Todos los alimentos dependiendo del tipo de comida que se quiere preparar, se cuecen a la plancha, al horno, en papillote, a la brasa o guisado. Las salsas se hacen con verdura fresca, sin grasas ni natas. El pescado, es el producto más frecuente en las propuestas de platos saludables y se cuece y se sirve fileteado ya que queda mejor en el plato y el cliente lo come mejor. Se sigue la filosofía que no sólo el alimento debe ser saludable, sino también la manera de cocinarlo. También es importante la parte visual, el resultado final del plato y en este sentido se prepara para que sea armonioso y agradable a los ojos del cliente, es lo de que primero entra por la vista.
Algunos ejemplos de plato saludable:
Ensalada de temporada con habitas y vinagreta de menta
Dorada a la brasa con parmentier de zanahoria y olivada
Lubina al papillote con calabaza y vinagreta de aceitunas y tomate
Crema de coliflor y almendra con aceite de menta.

¡Comida saludable no significa renunciar al placer de degustar sabrosos platos!

Consulte el menú del día aquí: https://www.balneariprats.com/index.php/ca/restaurant-caldes/menu-dia

Enlace al artículo: Legumbres cocidas con el agua termal del Balneario

Llegums cuits amb l’aigua termal del Balneari

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *