¡Un placer que no nos podemos perder!

La piscina del Balneario Prats de Caldes de Malavella es una buena opción para la práctica del bienestar y la salud durante todo el año.

Situada en los jardines del Balneario, nos aporta la calidez de su agua termal que se mantiene constantemente a 34ºC de temperatura. Sumergirse en las aguas de nuestra piscina es una experiencia única, tanto si se hace durante las épocas de temperaturas estivales como en los meses más fríos. Hacerlo nos permite entrar en unes aguas mineromedicinales con grandes efectos terapéuticos que son muy positivos para el cuerpo y también para el alma. Cuando nos bañamos en la piscina del Balneario Prats estamos realizando un masaje acuático, rodeados de una naturaleza fantástica. En unos tiempos en que todos vamos cargados del estrés del día a día, tenemos que saber encontrar aquel pequeño-gran momento para mimarnos y favorecer nuestro bienestar. Os estamos hablando de un placer que no podéis dejar escapar. El agua del Balneario Prats contiene una composición mineralógica y química bicarbonatada sódica, alcalina, litínica y fluorada. También se puede encontrar silicio, litio, aluminio, calcio, potasio y manganeso. Una auténtica fuente de salud.
Caldes de Malavella es una población famosa por sus aguas termales, que ya eran conocidas en la época romana gracias a sus propiedades curativas.
El uso de la piscina del Balneario Prats es gratuito para los clientes del hotel, pero el acceso está abierto a todo el mundo que decida beneficiarse de sus propiedades de forma ocasional. Es, por tanto, la excusa ideal para poder disfrutar de las instalaciones del Balneario sin tener que alojarse en él. Una manera original y diferente de romper la rutina y obtener un momento de relax y descanso..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *